Amazon MP3 Clips

miércoles, 13 de junio de 2012

Meningitis

Es una infección bacteriana de las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal (meninges).

Causas, incidencia y factores de riesgo.

Las causas más comunes de meningitis son las infecciones virales que generalmente mejoran sin tratamiento. Sin embargo, las infecciones meningíticas bacterianas son extremadamente graves y pueden producir la muerte o daño cerebral incluso con tratamiento.
La meningitis también puede ser causada por:
  • Irritación química
  • Alergias a medicamentos
  • Hongos
  • Tumores
Los tipos abarcan:
La meningitis bacteriana aguda es una verdadera emergencia médica y requiere tratamiento inmediato en un hospital.
La meningitis viral es más leve y ocurre con mayor frecuencia que la meningitis bacteriana. Generalmente se desarrolla al final del verano y comienzos del otoño y con frecuencia afecta a los niños y a los adultos menores de 30 años. La mayoría de las infecciones ocurre en niños menores de 5 años. La mayoría de los casos de meningitis viral se debe a enterovirus, que son virus que también pueden causar enfermedad intestinal.
Muchos otros tipos de virus pueden causar meningitis. Por ejemplo, la meningitis viral puede ser causada por el virus del herpes, el mismo virus que puede causar el herpes labial y el herpes genital (aunque las personas con herpes labial o genital no están en mayor riesgo de desarrollar meningitis herpética).
Recientemente, el virus del Nilo Occidental, que se disemina por medio de las picaduras de mosquitos, se ha convertido en una causa de meningitis viral en la mayor parte de los Estados Unidos.

Síntomas

Los síntomas por lo general aparecen rápidamente y pueden abarcar:
Síntomas adicionales que pueden ocurrir con esta enfermedad:
La meningitis es una causa importante de fiebre en niños y recién nacidos.
Las personas no pueden diferenciar si tienen meningitis bacteriana o viral por la forma como se sienten, así que deben buscar atención médica oportuna.

Signos y exámenes

El examen físico generalmente mostrará:
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Fiebre
  • Cambios en el estado mental
  • Rigidez en el cuello
En cualquier paciente que se sospecha tiene meningitis, es importante llevar a cabo una punción lumbar ("punción raquídea"). Es decir, se toma una muestra del líquido cefalorraquídeo (conocido como LCR) para su análisis.
Los exámenes que se pueden hacer abarcan:
Tratamiento

Los médicos prescriben antibióticos para la meningitis bacteriana; el tipo variará dependiendo de la bacteria causante de la infección. Los antibióticos no son eficaces contra la meningitis viral.
Se utilizan otros medicamentos y líquidos intravenosos para tratar síntomas como el edema cerebral, el shock y las crisis epilépticas. Algunas personas pueden necesitar hospitalización, dependiendo de la gravedad de la enfermedad y del tratamiento que se requiera.

Expectativas (pronóstico)

El diagnóstico y tratamiento oportuno de la meningitis bacteriana es esencial para prevenir lesiones neurológicas permanentes. Generalmente, la meningitis viral no es una enfermedad grave y sus síntomas deben desaparecer en cuestión de 2 semanas sin complicaciones duraderas.

Complicaciones


  • Daño cerebral
  • Acumulación de líquido entre el cráneo y el cerebro (derrame subdural)
  • Hipoacusia
  • Hidrocefalia
  • Convulsiones

  • Situaciones que requieren asistencia médica

    Consiga ayuda médica urgente de inmediato si piensa que usted o su hijo presenta síntomas de meningitis. El tratamiento oportuno es clave para un buen pronóstico.

    Prevención

    • La vacuna contra el Haemophilus (vacuna HiB) en los niños ayudará a prevenir un tipo de meningitis.
    • La vacuna antineumocócica conjugada es ahora una vacuna de rutina en la infancia y es muy eficaz para prevenir la meningitis neumocócica.
    • Los miembros del hogar y otros en estrecho contacto con personas que tengan meningitis meningocócica deben recibir antibióticos preventivos para evitar infectarse.
    La vacuna meningocócica se recomienda para:
    • Adolescentes en edades de 11 - 12 años y adolescentes que ingresan a la secundaria (alrededor de los 15 años) y que aún no hayan recibido la vacuna.
    • Todos los estudiantes universitarios que no hayan sido vacunados y que estén viviendo en residencias estudiantiles.
    • Niños de dos años en adelante que no tengan el bazo o que tengan otros problemas con el sistema inmunitario.
    • Personas que viajan a países donde son comunes las enfermedades causadas por el meningococo (preguntarle al médico).
    Algunas comunidades realizan campañas de vacunación después de un brote de meningitis meningocócica.




    Uno de los síntomas físicamente demostrables de la meningitis es el signo de Brudzinski. La rigidez severa del cuello produce que las rodillas y cadera del paciente se flexionen cuando se flexiona el cuello.


    Uno de los síntomas físicamente demostrables de la meningitis es el signo de Kernig. Cierta rigidez de los tendones de la corva produce incapacidad para enderezar la pierna cuando se flexiona la cadera a 90 grados.


    La punción lumbar o punción espinal es un procedimiento utilizado para recolectar líquido cefalorraquídeo para determinar la presencia de una enfermedad o lesión. Se inserta una aguja en la parte inferior de la columna vertebral, generalmente entre la tercera y cuarta vértebra lumbar, y una vez que la aguja está en el lugar correcto en el espacio subaracnoideo (espacio entre la médula espinal y su cobertura, las meninges), se pueden medir las presiones y recolectar líquido para evaluarlo.

    Los órganos del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal ) están cubiertos por tes capas de tejido conectivo llamadas meninges, las cuales están conformadas por la pia madre (la más cercana a las estructuras del SNC), la duramadre y la aracnoides (las más alejadas del SNC). Las meninges protegen los vasos sanguíneos y contienen líquido cefalorraquídeo. éstas son las estructuras involucradas en la meningitis, o inflamación de las meninges, que de tornarse severa puede convertirse en encefalitis, una inflamación del cerebro.

    Los órganos del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal ) están cubiertos por tres capas de tejido conectivo llamadas meninges. Conformadas por la pia madre (la más cercana a las estructuras del SNC), la duramadre y la aracnoides (las más alejadas del SNC), las meninges protegen los vasos sanguíneos y contienen líquido cefalorraquídeo. éstas son las estructuras involucradas en la meningitis, la inflamación de las meninges que de tornarse severa puede convertirse en encefalitis, la cual es una inflamación del cerebro.
    Haemophilus influenzae.


    Esta es una tinción de Gram del líquido cefalorraquídeo de una persona con meningitis. Los organismos en forma de bastoncillos son Haemophilus influenzae, una de las causas más comunes de la meningitis infantil antes de que la vacuna contra el H. influenza fuese de uso común. Los objetos rojos grandes son células en el líquido cefalorraquídeo. La vacuna para prevenir la infección por H. influenza (tipo B) es de uso rutinario para las inmunizaciones (Hib) de los niños a los 2, 4 y 12 meses.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario