Amazon MP3 Clips

martes, 15 de febrero de 2011

Intolerancia a la lactosa.

Intolerancia a la lactosa
Es una afectación de la mucosa intestinal con imposibilidad para digerir la lactosa ("azúcar de la leche") debido a una deficiencia de una enzima llamado lactasa. En este artículo te explicamos los principales síntomas y los posibles tratamientos.

1. ¿Qué es?
2. ¿Y qué es la lactasa?
3. ¿Qué es la intolerancia a la lactosa?
4. ¿Qué síntomas tiene?
5. ¿Qué tratamiento se puede hacer?
 
  1. ¿Qué es?

Es el llamado “azúcar de la leche”. Está presente, en mayor o menor cantidad, en la leche de todos los mamíferos, incluido el ser humano. Es un disacárido natural compuesto de glucosa y galactosa.



  2. ¿Y qué es la lactasa?

La lactasa es una enzima presente en el intestino cuya función es descomponer la lactosa en sus dos componentes fundamentales: la glucosa y la galactosa. 

Cuando no producimos esta enzima en la suficiente cantidad, se producen problemas en la digestión de la lactosa (ya que no se puede dividir) y es cuando aparecen síntomas que van desde las digestiones pesadas, hasta diarreas y dolor abdominal.



  3. ¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

Intolerancia. Se puede nacer con ella o adquirirla con el paso del tiempo.
La intolerancia a la lactosa surge por una deficiencia en lactasa, enzima capaz de desdoblar la lactosa en glucosa y galactosa. Cuando no se digiere, no se puede absorber, queda en el intestino, introduciendo agua a este nivel. La flora bacteriana fermenta la lactosa no digerida, generando ácido láctico, CO2 e H2. 

Es un trastorno de la digestión de la lactosa pero no es una enfermedad. Éste afecta al 70% de la población mundial en adultos, muy frecuente en poblaciones negras, asiáticas y sudamericanas (en España representa, aproximadamente un 15%).

Existen dos tipos de intolerancia a la lactosa:

- En ocasiones las personas nacen con la dificultad de digerir la lactosa. Puede ser leve hasta completa, no tolerando, en este caso, ningún tipo de lácteos. Este tipo se llama Primaria o Genética. 

- También se puede nacer tolerando los lácteos perfectamente y perder esta capacidad por varias razones. De forma habitual, la actividad lactasa disminuye desde el nacimiento hasta el destete, y de forma gradual desde el destete hasta la edad adulta, (a este fenómeno se le conoce como hipolactasia). 

La deficiencia de lactasa se puede presentar también como resultado de enfermedades intestinales como la celiaquía o después de una cirugía gastroduodenal. La causa más frecuente de intolerancia temporal sería la gastroenteritis. 



  4. ¿Qué síntomas tiene?

Son muy variados. Suelen empezar a las dos horas de la ingestión. Desde las digestiones pesadas (flatulencias, sensación de vientre hinchado, etc.), como el más habitual en los casos leves, hasta diarreas ácidas, heces flotantes, defecación explosiva, nauseas y vómitos en los casos de intolerancia total a la lactosa.



  5. ¿Qué tratamiento se puede hacer?

En los casos leves (los más frecuentes al hacernos mayores) puede ser suficiente una reducción del consumo, limitándonos a aquellos que nos sientan bien o consumir productos bajos en lactosa (leche baja en lactosa, yogur, queso curado, etc).

En los casos más graves de intolerancia se recomienda la supresión total de lácteos y derivados. Una peculiaridad es que en los adultos, los síntomas suelen ser dosis-dependientes (mayores síntomas a mayor consumo) y reversibles (basta dejar de consumir para volver a la normalidad). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario